La misión de Greentom es crear productos 100 % ecológicos. Quieren pintar el mundo y el futuro de nuestros hijos un poquito (vale, preferiblemente mucho) más verde. Creen que menos es más. Todo empieza en la mesa de dibujo, en la que optimizan todas las piezas del producto. Y acaba con la silla de paseo más cómoda, sostenible y económica del planeta Tierra.

Los productos de Greentom son seguros y ecológicos.

Todos los materiales utilizados son sostenibles. Los tejidos están hechos íntegramente a partir de botellas de bebida recicladas. Ensamblan los productos en todo el mundo. Esto significa que contribuyen a limitar el impacto negativo de los envíos y también que su silla de paseo está fabricada con materiales naturales y reciclados de su entorno. ¡Es su manera de estimular la economía local!

Diseño holandés

La forma se ajusta a la función. Los holandeses son famosos por sus diseños simples y puros. Su mentalidad pragmática y eficiente está detrás de esta tradición de crear diseños atractivos y de todos los productos Greentom. El diseñador Bart Bost creó Greentom impulsado por su deseo de dar vida a la primera silla de paseo completamente sincera. Debía ser particularmente práctica y sostenible. ¡Nosotros (y el planeta Tierra) se lo agradecemos!

 

Deja un comentario