Somos la leche

16,90 IVA incluído

un libro completísimo sobre lactancia de Alba Padró

Hay existencias

Categorías: , Etiqueta:

Descripción

Una de mis preocupaciones, por no decir la única, de cara al nacimiento de mi tercer bebé, es la lactancia.

Puede parecer que los tres años y medio de experiencia con el Peque son más que de sobra para estar preparada, pero si unimos los difíciles comienzos con las dolorosas grietas al evidente fracaso de mi primera lactancia, lo cierto es que sólo sé que no sé nada y que ninguna formación sobra en un tema que para mi es fundamental.

Es muy posible que cuando has tenido una lactancia exitosa y que has disfrutado mucho, la valores aún más. Yo no valoraba así la lactancia cuando tuve a mi primer hijo, ni siquiera cuando nació el Peque. Quería dar el pecho, me parecía importante, pero nada más. Fue con el paso de los meses y luego de los años cuando he sentido esa fuerza tan grande que tiene la lactancia. Es ahora, dos años largos después de su destete, cuando veo con mayor claridad lo importante que fue para nosotros y la gran pérdida que sería no volver a disfrutar de una buena lactancia con mi tercer bebé.

Por eso, cuando supe que estaba embarazada por tercera vez, tuve claro que iba a desempolvar mis conocimientos de lactancia y, a poder ser, ampliarlos. Porque la única forma que tenemos los padres de estar preparados y de tomar decisiones es a través de la información y la formación.  Y porque es un placer formarte en un tema que te apasiona.

Lo cierto es que entre malestares varios y el ajetreo de dos niños mayores, su vida social y el cometiempo de los deberes de Mayor, los meses iban pasando y yo no leía nada de nada.

Hasta que al cerrar el segundo trimestre he tenido ese susto del que os hablaba hace unos días. Estando en el hospital sin saber muy bien si mi bebé iba a nacer ya o no, me preguntaba cómo sería la lactancia con un recién nacido prematuro. Cómo sería de difícil, para ser exactos. Se me hizo muy evidente que yo no estaba preparada para afrontar las dificultades que seguro iban a surgir… y eso me hizo sentir cierta rabia por no haber empezado a leer con tiempo, que es lo que yo tenía pensado desde un principio. ¡La vida nunca nos espera!

Finalmente de vuelta a casa, y sin excusa alguna de ocupaciones por el impuesto reposo, de las primeras cosas que hice fue comprarme el Kindle de «Somos la Leche». Y empezar a leer…

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies